Cocina: Omurice

Cocina: Omurice

Obvio que con el Andrés en nuestra loleria éramos —somos— los más otakus. Y aparte de jurarme monochino y comer con palitos, soy muy fan del canal de YouTube Cooking with Dog, del que claramente tomé la receta del Omurice y la adapté a nuestro gusto. 

Si no conocen el canal, les súper recomiendo que pasen, no sólo hay recetas de cocina japonesa, también las hay de influencia china y occidental. Lo único triste es que ya no está Francis, la voz en off del canal y compañero de Chef, porque falleció en noviembre del año pasado.

La gracia principal del Omurice es ser un salteado de arroz con pollo y ketchup, cubierto por una especie de panqueque de huevo. Por razones obvias la receta que les dejo abajito no lleva pollo, pero si lo desean solo tienen que agregarlo luego de que las cebollas estén transparentes.

Imprimir

Omurice

Versión veggie-friendly del clásico Omurice

Raciones 2

Ingredientes

  • 1/4 cebolla en brunoise
  • 1/2 bandeja de champiñones laminados
  • 1 diente ajo picado sin nervadura
  • 1/2 taza arvejas
  • 1 taza arroz blanco
  • 2 tomates molidos en la procesadora
  • 1/2 caldo de verduras molido
  • 1 cda vino blanco seco
  • 4 huevos
  • 2 cdas crema
  • espinaca para acompañar
  • sal y pimienta a gusto
  • aceite de oliva
  • 1 hoja de laurel

Elaboración paso a paso

  1. Lo primero es dejar haciendo el arroz, una taza con un poco menos de agua de la usual, para que quede más apelmazado. No necesita mayor sazón o verduras, ya que se incorporará luego at resto de los ingredientes.

  2. En una sartén grande a fuego medio calentamos 1 cucharadita de aceite de oliva, agregamos el ajo y removemos hasta que esté fragante. Luego añadimos la cebolla y cocinamos a fuego medio hasta que estén translúcidas. Agregamos sal y pimienta a gusto.

  3. Agregamos los champiñones y nos aseguramos de se cubran bien con el aceite que ya está en la sartén. Luego incorporamos el vino, los tomates, el ketchup, medio caldo de verduras y una hoja de laurel. Dejamos que la salsa reduzca a fuego bajo.

  4. Cuando comience a reducir agregamos los guisantes, lo dejamos a fuego bajo por unos minutos y probamos para rectificar sal y pimienta. Añadimos el arroz y con una paleta de madera mezclamos y deshacemos los grumos de arroz que queden. 

  5. Porcionamos el arroz en 2 o 3, si comen porciones más pequeñas. En un bowl batimos dos huevos, al que también agregamos una pizca de sal y una cucharada de crema; para batir usaremos un par de palitos. En una sartén con teflón agregamos una cucharada de aceite, moviendo en sartén en forma circular hacemos que el aceite cubra toda la superficie y agregamos la mezcla de huevo; continuamos moviendo con los palitos hasta que se haya formado bien el panqueque, también nos volvemos a ayudar del movimiento circular y apagamos. 

  6. Sobre nuestra mezcla de huevo colocamos el arroz, lo más al medio posible, y con una espátula vamos cubriendo los bordes del arroz. Lo movemos a una orilla y lo damos vuelta sobre el plato. Rápidamente con una hoja de toalla nova podemos moldear el omurice mientras sigue bien tibio, para que quede a nuestro gusto. Decoramos con ketchup.

  7. Como opción pueden servirlo con espinacas, para esto solo necesitan una olla con una pizca de sal, la llevamos a hervor, agregamos las espinacas, removemos y dejamos por medio minuto, luego retiramos y pasamos por agua fría para cortar la cocción. Un complemento fresco, perfecto para el omurice.

Como pequeños datos extra:

Cuando saquen cualquier congelado del refrigerador siempre pásenlo por un poco de agua caliente, para que recupere bien su sabor.

Nosotros usamos vino blanco seco, también denominado vino de mesa, que tiene menos azúcar por lo que interfiere lo menos posible en el sabor de la comida. En particular en esta receta usé uno de la Viña Errázuriz, viene en una botella pequeña y lo compré exclusivamente para cocinar, pese a tenerlo hace unas semanas estaba en perfecta condición. Traten de hacer una pequeña inversión porque les va a servir para cocinar más de una receta.